Frenazo en seco del Villanovense

Óscar Muñoz, del Villanovense, durante el partido ante el Socuéllamos. FJ ZAMORA

0-CF Villanovense: Lázaro, Samu Hurtado, Javi Sánchez, Adri Escudero, Tapia, Pajuelo (Dani López, min. 79), Mario González, Ohemeng (Marco, min. 72), Andy Bogdan (Javier Tapia, min. 72), Runy (Óscar, min. 60), Sillero.

2-Socuéllamos: Nieves, Antonio (Palomino, min. 86), Toboso, Siu, Carlos Martínez (Godoy, min. 85), Xavi Pons, Yimi, Barahona (Facu, min. 75), Boyo (Javi Heranz, min. 63), Pepe Delgado (Alcázar, min. 86), David Agudo.

Goles: 0-1 David Agudo (min. 78), 0-2 David Agudo (min. 93).

Árbitro: Acevedo González (colegio madrileño).

Incidencias: encuentro disputado en el Municipal Villanovense ante la presencia de 750 espectadores.

El Villanovense pagó caros sus errores ante el Socuéllamos, ante quien acabó perdiendo por 0-2 a tenor de dos goles de David Agudo en la segunda mitad del partido. Los serones, ramplones en ataque, gozaron de varias ocasiones claras de gol, pero la falta de acierto lastró las opciones de los locales, que dan por finalizada su racha de cuatro partidos sin perder.

La primera parte fue poco menos que soporífera con dos equipos extremadamente conservadores en su planteamiento, más preocupados de defender con orden que de atacar en busca del gol. Como si no les importara llegar al tramo final del partido con el resultado inicial. Demasiado temor a fallar en ambos. El Villanovense, particularmente, apenas gozó de ocasiones en los primeros 45 minutos. Aún así los primeros minutos fueron para los de Manolo Cano, que se hicieron con el control del balón merced de un Socuéllamos que no le importó renunciar a la posesión con tal de armar buenas contras con las que inquietar a la defensa serona, que una vez más se mostró inconmensurable.

Y eso que el primer acercamiento del Villanovense fue clamoroso para haberse puesto por delante. Los serones, tras una buena jugada colectiva, se plantaron en el área rival para que Runy, a placer, pudiera haber marcado ante el portero Nieves, pero no definió bien el de Almendralejo. Unos minutos después fue Sillero el que perdonó, también solo ante Nieves, tras un gran pase de Javi Sánchez. Pero al andaluz le salvó que la jugada estaba anulada por fuera de juego. Luego fue Runy el que remató fuera de cabeza un gran servicio desde el costado de Ohemeng. Y ahí, mediada la primera parte, se perdió la pista de la parcela ofensiva del Villanovense en la primera parte, que no se volvió a arrimar con peligro sobre el marco rival.

El Socuéllamos comenzó a crecer sobre el terreno de juego y a pisar más campo rival. Primero avisó Xavi Pons con un tímido golpeo desde la frontal del área que se marchó desviado, mientras que poco antes del descanso fue Carlos Martínez el que remató de cabeza un servicio desde el saque de esquina, pero el remate llegó manso a las manos de Lázaro.

Ligeros cambios

La segunda parte cambió algo la dinámica para ambos equipos. El Villanovense buscó tener más presencia en ataque. De hecho, nada más comenzar Andy Bogdan obligó a emplearse a fondo a Nieves para desviar a córner una falta muy bien lanzada por el rumano. Justo después Pepe Delgado casi aprovecha para los visitantes un fallo de entendimiento entre Escudero y Lázaro, aunque el central corrigió en el último momento. Luego fue Runy el que falló con todo a favor un balón suelto dentro del área pequeña. De nuevo, el portero visitante, salvó a los suyos cuando el marcador todavía era de empate. Y después Mario González, en un balón suelto tras un saque de esquina, mandó desviado su remate dentro del área.

Pero el mazazo para los serones llegó a falta de poco menos de un cuarto de hora cuando David Agudo silenció al Municipal Villanovense. El ex del Don Benito recibió un servicio sublime desde el costado para rematar de primeras con maestría y veteranía y hacer el primero de los goles del partido. Un gol que dejó tocado al Villanovense, que buscó reaccionar a base de empuje y pocas ideas. Camino equivocado el que eligieron los de Manolo Cano de agitar el árbol yendo por debajo en el marcador. De hecho, le costó mucho al equipo de Villanueva de la serena de generar ocasiones claras en el tramo final de partido. Solo Sillero a falta de diez para el final pudo haber empatado. El andaluz, solo ante el portero, no cazó un balón rebotado de un defensor para hacer el empate. Ya en el añadido llegó el definitivo 0-2, también obra de David Agudo, cuando el Villanovense buscaba el empate a la desesperada.

Manolo Cano, sobre la falta de gol: “No estoy preocupado”

El técnico del Villanovense, Manolo Cano, se mostró descontento con el resultado tras la derrota de los suyos por 0-2 ante el Socuéllamos. Para Cano fue un partido en el que su equipo intentó ser constante y generar más ocasiones que en duelos anteriores, pero confesó que les costó mucho. «Aún así hemos tenido suficientes ocasiones para ponernos por delante», analizó al tiempo que dijo que «el equipo necesita verse por delante en el marcador para que cada jugador dé su mejor versión». Para el técnico serón pagó caro «un partido que no deberíamos haber perdido jamás», por lo que cree que es «un buen aviso para saber que hay que ir al límite desde el primer minuto y siempre». Preguntado sobre si le preocupa la evidente falta de gol de su equipo, Manolo Cano dijo que no está preocupado. «Me preocuparía si no tuviéramos ocasiones, pero lo que tenemos que tener es esa agresividad ofensiva de llegar a zona de remate y querer buscar la finalización. El que perdona lo acaba pagando y nosotros hoy lo hemos pagado».

En cambio, Jesús Sillero dijo sí estar preocupado por la falta de gol. «Si nos preocupa. Yo soy delantero y vivo del gol y si no llegan los goles el equipo lo nota, pero esto acaba de empezar y trabajaré para que lleguen», expuso. El andaluz dijo sentirse frustrado a tenor de las ocasiones falladas durante el partido. «No hemos tenido suerte, pero tenemos que seguir en la línea de hacer ocasiones y de insistir en el trabajo que hacemos para que lleguen los resultados».

Fuente: Samuel Sánchez (Periódico Extremadura)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *